La innovación en la Función de Compras ha sido el leitmotiv del primer eSourcing Forum Bogotá, celebrado el 10 de abril en el Bogotá Plaza Summit Hotel.

Grandes referentes en la gestión de compras se han dado cita en esta primera edición colombiana para debatir sobre las últimas tendencias en la gestión de compras y relaciones con los mercados de suministro, además de compartir experiencias, conocimiento y best practices.

Jaime Andrés García Cuello, Director de Compras de ETB, ha destacado los aportes que el uso de la gestión estratégica por categorías de compra genera para las compañías. “Apostar por este tipo de metodología en compras es clave para la identificación de oportunidades de ahorro, de nuevos proyectos, para la gestión efectiva de costes e incrementar la eficiencia de los procesos”, señala García.

El experto en compras y ex Director de Aprovisionamiento y Servicios de Terpel, Leonardo Castillo, ha compartido con los más de 50 asistentes los elementos clave para transformar la Función de Compras en un área estratégica. Castillo ha revelado que la aplicación de metodología específica como el category management y la captación de valor de los proveedores son pilares fundamentales para transformar a los Departamentos de Abastecimiento en aliados para la sostenibilidad y crecimiento de las organizaciones. “La meta de un área de compras es especializarse por categorías. Cada categoría de compras necesita su propia estrategia y es básico que esté alineada con la estrategia de la organización”, ha destacado. Además, ha realzado la figura del proveedor como el agente principal para generar innovación en el área de compras.

esocol

Algunas imágenes del Foro de Innovación en Compras

Además, el Director General de iSOCO, Javier Aróstegui, ha presentado la visión de compras de la compañía. “Revelar la importancia estratégica de una Función de Compras profesionalizada es clave para dar prioridad a las acciones que aportan el máximo valor a las organizaciones. Integrar metodologías y soluciones innovadoras para optimizar los procesos de aprovisionamiento se convierte en un elemento clave para asegurar la competitividad de las organizaciones en un entorno cada vez más cambiante”, afirma Aróstegui.

Imprimir